La calma antes de la Tormenta - Mello.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

La calma antes de la Tormenta - Mello.

Mensaje por Mello el Jue Dic 23, 2010 7:32 pm

En realidad, no esperaba pasar las fiestas con nadie, era lo cierto por más solitario que sonara. Ya estaba acostumbrado a solo deambular las noches de Navidad por los alrededores sin realmente nada que hacer. Observaba a las parejas y familias que caminaban bajo la nieve riendo y se preguntaba sobre esa magia, ese poder que solo la Navidad tenía de borrar la tristeza en las personas, de apartarla para crear algo nuevo, un sentimiento de solidaridad que solo ocurría en esa época del año.

Sinceramente le parecía un poco deplorable, que uno cambiara de actitud solo por ser una fecha festiva... cuando en realidad las personas deberían de intentar ser así durante todo el año. El verdadero significado de Navidad era un festejo de origen religioso, pero ahora se había convertido en una forma de unir, pasar en familia y si, gastar dinero. Pero las emociones que experimentaban parecían transformar a la gente, que abría puertas a cualquiera y reía con más naturalidad, en Navidad se vivía una especie de mundo perfecto, donde el dinero dejaba de importar durante unos momentos y solo el hecho de existir se agradecía...

Era increíble, esas sonrisas que extrañamente se hacían sinceras en esa época, las manos tomadas de las personas que avanzaban sin preocupaciones, el panorama conseguía en realidad darle una cierta nostalgia...

Desvió su andar hacia donde las voces y sonidos se sentían como murmullos, el frío aire permitiéndole ver su aliento a través de la bufanda roja que protegía su garganta. Se sentó en un banco de una plaza donde ya había estado unos días atrás, sacando un frío chocolate de su bolsillo mientras suspiraba algo cansado, sus ojos concentrándose en el asfalto debajo de él.

Familia...

Jamás lo admitiría en público, no, pero oh... cuanta envidia sentía de esos mocosos que encaprichados les pedían a sus padres que le compraran juguetes, de esas adolescentes que iban de la mano con sus novios y de todos aquellos que tenían un hogar al cual regresar y pasar la noche con aquellos a los que querían. Ellos realmente no sabían lo afortunados que eran, incluso las familias más humildes, que quizás ni para unas velas y pan tenían, debían de sentirse de las mejores si todos sus miembros yacían snetados compartiendo el momento... el instante...

La Navidad...

Se había preguntado por qué no ir a Wammy's House varias veces, pero sabía muy en su interior que si regresaba jamás querría salir de allí, era un ambiente que añoraba a pesar de que siempre molestaba al viejo Watari con su anticuado modo de festejar y su propia tacañería al solo comprarle un regalo a cada uno. Después de todo, nadie aparte de su tutor y ese viejo habían mostrado tanto afecto por él antes...

Qué estará haciendo ahora...

Entre sus divagantes pensamientos cayó en su mente la pregunta de todos los años, la misma que generalmente hacía que recordara el por qué había decidido salir a explorar el mundo con un trabajo que sabía le garantizaría lo necesario para ello. Era quizás algo que nadie esperaría de un chico como él, pero sus padres cuyos rostros yacían borrados al jamás haberlos visto venían cada Navidad a su memoria, regalándose un trozo de esta, haciéndole recordar algunas cosas que quizás conseguirían permitirle entender más...

Pero eran solo eso, memorias.

Su mirada se perdió en el horizonte, escuchando el sonido de autos ir y venir, las risas lejanas haciendo eco en el desolado sitio, las siluetas mezclándose con los colores de las luces navideñas entre sombras irreconocibles.

Me pregunto, ¿qué estarán haciendo ellos...?

Él jamás había perdido la esperanza de que sus padres seguían vivos en alguna parte del mundo, y, en esos instantes era cuando se preguntaba si ellos le recordarían igual que él lo hacía, si realmente sabían cuanto los añoraba y como se encontrarían...

Y ciertamente eso le hacía sonreír, pues algún día él regresaría y les regalaría miles y miles de cosas, seguramente se sentirían orgullosos de ver que se había convertido en el jefe del FBI, su madre lloraría y su padre le daría un abrazo. Todo sería genial, como las navidades perfectas de las películas, como en los estereotipos donde todo salía bien...

Y ese era su deseo de Navdiad de cada año, el cual susurraba antes de irse a dormir desde que había adquirido consciencia, fé, moral...

Ya es tarde...

Miró su reloj distraídamente, ya eran casi las 12 de la noche, sería mejor que se regresara...

Levantándose perezosamente miró su olvidado chocolate en su mano y lo guardó, se lo comería más tarde, ahora mismo sentía que quería solo sentarse a meditar y a escuchar música en su cuarto, aún esperando su deseo. Pues él por su parte confiaba en que los encontraría, y mientras no lo hiciera, seguiría pidiéndolo como anhelo cada Navidad... y mantendría también una razón para seguir buscando y viviendo en ese mundo que generalmente lucía tan frío para él, pero que calentaba el saber que alguien le estaba esperando en alguna parte del mundo con la cena hecha y unas sonrisas dedicadas para él.

Y solo él...

Fin.
avatar
Mello

Sexo : Femenino

Ficha de Personaje
Alias Alias: Unlock / Holmes / Mello
Profesión Profesión: Agente del FBI
Habilidad Especial Habilidad Especial: Puntería

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.